¡¡¡La aventura continúa!!!

Bienvenidos a nuestro blog en la segunda etapa.









sábado, 30 de noviembre de 2013

8.- Parque Nacional Los Alerces, San Carlos de Bariloche y Parque Nacional Nahuel Huapi

Pensábamos que después del ver el glaciar perito Moreno, nada nos iba a parecer suficiente, pero la verdad es que cada nuevo parque que visitamos guarda sorpresas dignas de ser visitadas.
Desde el P. N. de los glaciares pasamos por la agradable localidad de los Antiguos y desde allí un bonito recorrido por la terrible y famosa Ruta 40 de más de 300 km de lo que aquí llaman ripio y que no es otra cosa que puñetera pista llena de lo que en África llamamos tôle ondulée y que aquí, con mucha propiedad, llaman serrucho y que nos obliga a rodar con los neumáticos a 3 bares de presión y una velocidad constante de 80 km/hora cuando se puede, ya que cada poco hay un "paso canadiense" aquí llamado "guardaganado" que nos obligaba a bajar la velocidad y volver a acelerar con el consiguiente traqueteo producido por el serrucho. En fin, que hemos averiguado porqué es famosa la Ruta 40.
Tras pasar una noche en Trevelín entramos en el P. N. Los Alerces en el que hicimos varias visitas aunque no fue posible hacer la excursión en barco por el lago Menéndez par ver el alerce que aseguran que tiene 2.600 años ya que solamente hay servicio los domingos en la temporada baja. No obstante hicimos algunos bonitos recorridos por sendas marcadas y no exentas de peligros (Ver foto de panel).
Una acampada dentro del parque en un maravilloso entorno seguida de un nuevo recorrido por la N 40, esta vez sobre asfalto, hasta el lago Puelo al que dedicamos una visita. Noche en el Bolsón, pueblo muy turístico y espectacular recorrido de montaña con llegada a San Carlos de Bariloche que, tras una regular impresión a la entrada se presentó después como una bonita y animada ciudad en la orilla del lago Nahuel Huapi y del P. N. del mismo nombre.

Visitando Los Antiguos con un insólito guía. La reivindicación del cartel sobre las islas Malvinas está presente por todos lados. De esperanza también se vive, aunque sea vana.



Parque Nacional. Los Alerces

Desgraciadamente no apareció

Parque Nacional Los Alerces

La caña del Colihué. Florece cada 70 años... ¡Y nos ha tocado!

Parque Nacional Los Alerces

San Carlos de Bariloche

                   
Parque Nacional Nauhuel Huapi

jueves, 28 de noviembre de 2013

7- Parque Nacional de los Glaciares

Ya hemos pasado por el Parque Nacional de los Glaciares y hemos visto el famoso Glaciar Perito Moreno.
¿Que puedo decir de esta visita?
Pues que es algo tan grande, tan magnífico que casi escapa a la comprensión. Valga decir que tiene la misma superficie que la ciudad de Buenos Aires, con 35 km de longitud y siete de anchura presentando en algunos puntos los 60 metros de altura. La visión es algo único. Las grietas dan la sensación de tener en su interior potentes luces azules y casi continuamente se producen desprendimientos de enormes bloques de hielo que caen en el lago con un ruido impresionante. También y de forma continua se escuchan crujidos provenientes de su interior. En resumen: es algo realmente impresionante.
El parque es muy bonito y está muy bien acondicionado y disfrutamos para la visita de un día magnífico.
Con el camión situado en el aparcamiento, pudimos comer con la ventana del comedor encima del glaciar. Uno de los paisajes más insólitos de los que hemos disfrutado a la hora de comer.
Desde allí visitamos la parte norte del Parque pasando por El Chaltén. Acampamos al lado de un bonito lago que se llama el Lago del Desierto en donde una corta pero empinada caminata nos llevó a la base del glaciar Huemul de proporciones mucho más modestas pero que vierte en un precioso lago del mismo nombre.

La entrada al P. N. de los Glaciares
Eso que veis son 60 metros, por increíble que parezca


Parece que estuviera iluminado interiormente.


El lago del Desierto en la parte norte del Parque

Glaciar y lago Huemul también en la parte norte del Parque

Bajada desde el glaciar Huemul: casi un rapel.
El mítico pico Fitz Roy no se dejó ver con claridad en los dos días.







lunes, 18 de noviembre de 2013

6.- Desde Ushuaia hasta el Parque Nacional Torres del Paine (Chile)

Con algo de pena dejamos Ushuaia tras una visita exhaustiva de la propia ciudad y sus alrededores como el Parque Nacional Tierra del Fuego en el que hicimos una fantástica acampada.
Desde allí retorno por la misma ruta de ida, en algunos momentos bajo la nieve, hasta San Sebastián en donde se pasa la frontera con Chile. Incómoda frontera por otra parte debido a las restricciones de paso de productos frescos.
Algo más de 100 km de pista en buen estado nos llevan a Porvenir desde donde un ferry nos cruza en 2,5 horas el estrecho de Magallanes hasta Punta Arenas.
A partir de allí y con un viento infernal que nos saca de la carretera, hasta Puerto Natales y el Parque Nacional Torres del Paine cuyo principal problema es la meteorología. Puedes elegir entre lluvia y viento.
A nuestra llegada el viento fue la característica. Un viento que nos impedía caminar al quitarnos los pies del suelo (hasta 110 Km/h), sin embargo ese mismo viento consiguió que los picos estuvieran despejados y los pudiéramos ver.
Realmente impresionantes. Pero no se pueden olvidar los maravillosos lagos de un color azul nunca antes visto.
Tras una noche en un rincón resguardado del viento (es un decir) la mañana siguiente ya sin este molesto elemento amaneció con lluvia y bajo ella visitamos el lago Grey y su glaciar que, a pesar de las inclemencias del tiempo nos resultó muy bonito.
En fin, lagos, cascadas, montañas, glaciares y unos accesos muy conseguidos hicieron de la visita al parque una muy agradable experiencia.
Ahora hemos llegado a El Calfate de nuevo en Argentina y mañana o pasado nos disponemos a visitar el Parque Nacional de los Glaciares con su famoso glaciar Perito Moreno.
Las torres del Paine tras el precioso lago Sarmiento
Las Torres del Paine que dan nombre al Parque
Lago Pehoe y los Cuernos del Paine
¡Saludos desde el P. N. Torres del Paine!
Bloques de hielo desprendidos del glaciar en el lago Grey
Glaciar Grey
Salto grande. Lago Pehoe
Un precioso bebé de guanaco con su madre
Cascada Paine













lunes, 11 de noviembre de 2013

5 bis.- Parque Nacional Tierra de Fuego (Ushuaia)

Un pequeño apéndice para colgar algunas fotos de este magnífico parque en el que hemos acampado una noche con las correspondientes visitas antes y después.
Mar y nieve. Una combinación irresistible
El paisaje de nuestro comedor fue de los mejores que recordamos.
Bahía Lapataia en el Parque Nacional.
Los zorros campan a sus anchas.
Muy lejos de todo. Hemos hecho los 3.079 km de la RN3 desde Buenos Aires y ahora... ¡Hacia Alaska! Solamente quedan 17.848 km. Dos días.






sábado, 9 de noviembre de 2013

5.- ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Ushuaia!!!!!!!


Por fin estamos en Ushuaia. 3.100 Km desde Buenos Aires y mucha, mucha Pampa. Excesiva. Se ha hecho un poco largo pero por fin estamos en el "Fin del Mundo": 54º 48' Sur
Desde Río Gallegos hemos tenido que entrar en Chile, cruzar en un ferry y con muy mala mar (como parece habitual) el estrecho de Magallanes por la llamada primera angostura y volver a cruzar la frontera entrando en Argentina de nuevo. Poco después de pasar Río Grande, el paisaje empieza a cambiar. A ratos cae nieve y a lo lejos se vislumbran las primeras montañas nevadas. Un noche al lado del precioso lago Fagnano y por la mañana los últimos 80 km.
El pueblo es agradable y está en un enclave precioso, pero es indudable que lo que lo hace especial es el mito. Este es uno de esos lugares en los que "hay que estar" en alguna ocasión. Es un poco tonto, pero es así en el mundillo de los aventureros.
En cualquier caso estamos felices de ver árboles y montañas, lagos y glaciares y que se haya terminado la monotonía de toda la Patagonia que no es que no tenga su belleza, que sin duda la tiene, pero tan poco variada que hemos acabado un poco hartos.
Pegando la bandera de Chile poco después de entrar.
El ferry para cruzar el Estrecho de Magallanes.
El paso Garibaldi poco antes de Ushuaia. Frío y nieve.
Sin comentarios...
La ansiada llegada. ¡Estamos en Ushuaia!
Un extraordinario campamento dentro de la ciudad.








martes, 5 de noviembre de 2013

4.- Desde Península Valdés hasta el límite de Tierra del Fuego

Después de un exhaustivo recorrido por cada unos de los rincones de esta fantástica reserva de fauna hemos visitado otras que, aunque menos turísticas, permiten contemplar diversos animales en su medio natural.
Destaca Punta Tombo con una enorme pingüinera que nos permitió disfrutar de escenas tan simpáticas como la del vídeo siguiente:

video
Hemos roto la monotonía de la Ruta 3 rodando muchos kilómetros por pistas en muy buen estado (con velocidades de 90 y 100 Km/hora) que nos han permitido ver mucha fauna a los lados de la ruta.
Tenemos un tiempo primaveral, bastante fresco por las mañanas y que se va templando según avanza el día.
De lo que no nos libramos desde hace ya muchas jornadas es de un insoportable viento.
Estamos ya a punto de entrar en la región de Tierra del Fuego y de alcanzar ese lugar mítico de Ushuaia. Desde allí intentaremos enviar la siguiente crónica.
Los guanacos presentes en todos los sitios
Toda la playa para nosotros y para comer marmitako de pulpo comprado in situ a los pescadores