¡¡¡La aventura continúa!!!

Bienvenidos a nuestro blog en la segunda etapa.





Nos encantaría que fueras seguidor de nuestro blog...

Seguidores

martes, 30 de abril de 2019

Reportajes sobre nuestra aventura. Primer episodio

Mientras estábamos acampados en Quito, en el Parque de la Carolina, conocimos a Hugo, un fotógrafo de Madrid que al ver nuestro camión con placas españolas, se acercó a conversar.
Nos comentó que estaba en ese momento haciendo una serie de entrevistas que bajo el título de "Pasiones crónicas" iba publicando en su web y que le gustaría hacer uno de dichos reportajes entrevistándonos a nosotros. Nos pareció una idea simpática y nos citamos una mañana temprano para rodar la entrevista.
A continuación podéis encontrar el enlace del primer episodio.

https://www.youtube.com/watch?v=1McfX2bbqo0&t=7s




viernes, 26 de abril de 2019

Quito, “La Mitad del Mundo” en Cayambe y la laguna Cuicocha

Una parada en Quito para atender algunos compromisos familiares y de amigos y pasear por el centro colonial que de nuevo nos causó una muy buena impresión.
Acampamos en un parking en el parque de la Carolina, que aunque un poco justo para el camión, resultó un estupendo lugar, razonablemente silencioso, muy seguro y estupendamente situado para visitar el centro histórico.
Desde allí arrancamos con dirección norte para visitar el lugar situado en Cayambe sobre la línea del Ecuador conocido como la Mitad del Mundo igual que el parque que está situado a las afueras de Quito. Este es un poco más sencillo, pero sin embargo es el que está realmente situado sobre la línea imaginaria del Ecuador. Allí un simpático joven nos  explicó el lugar aportando una curiosa teoría según la cual podría ser más lógica la visión del globo terráqueo con el ecuador situado en un plano vertical en lugar de la clásica manera de ver el norte arriba y el sur abajo. Ciertamente adujo buenas razones para esta nueva forma de ver nuestro mundo.
Un breve paso por Otavalo y, con un tiempo bastante amenazador, subimos hasta la laguna de Cuicocha. Una vez allí, el tiempo mejoró un poco dejándonos dar un paseo y tomar algunas fotografías.

Quito:
    
                                                                               La catedral
 



Exterior e interior de la iglesia de S. Francisco:






 Plaza de San Francisco.

               En la Ronda tomando morocho y empanadas de viento.



Cayambe. La Mitad del Mundo: 

Sobre la línea del ecuador. Magy está en el sur.

Laguna volcánica de Cuicocha:





viernes, 19 de abril de 2019

Visitas al volcán Chimborazo, Salinas, laguna de Quilotoa y Volcán Cotopaxi



Con una rápida visita a la ciudad de Riobamba llegamos al parque del volcán Chimborazo que se despejó de nubes justamente a nuestra llegada y permaneció vivible el tiempo suficiente para llegar hasta el refugio a 4.800 m.s.n.m. y dar un paseo por los alrededores, caminando incluso sobre la nieve. Es una bonito e inmenso volcán, hoy inactivo, cuya cima pasa por ser el punto más alejado del centro de la tierra debido a su situación cercana al ecuador y a la deformación que presenta el planeta por el achatamiento de los polos. Su cima se halla a 6.268 m.s.n.m.
Desde allí nos desplazamos a Salinas de Bolívar, un agradable pueblo en un espectacular emplazamiento que, además tiene la particularidad de ser sede de varias industrias cooperativas que producen desde excelentes quesos y chocolates hasta embutidos y productos textiles.
De camino a la laguna de Quilotoa visitamos la primera iglesia del Ecuador: Santa María de Balbanera, escrito así, con “b”, aunque su origen es innegable que se halla en la Virgen de Valvanera patrona de La Rioja. La historia de su fundación, pasa, como casi siempre, por ser el agradecimiento de alguien que, ante un grave e inminente peligro, pide la intervención divina para su salvación. Obtenido el milagro, éste es agradecido con la construcción de la iglesia. Es claro que alguno de los españoles que se beneficiaron del prodigio, era natural de La Rioja.
Visitamos después la preciosa laguna de Quilotoa situada en el cráter de un antiguo volcán, que resulta realmente espectacular. Está situada a 3.914 m.s.n.m. y en un bonito entorno.
Luego, a través de bonitas y quebradas carreteras, llegamos al Parque Nacional del volcán Cotopaxi, en donde encontramos un área de acampada situada en un precioso valle a los pies del volcán que está activo, aunque a nosotros no nos mostró nada de su fuerza.
La cima está 5.897 m.s.n.m. y la zona de acampada a algo más de 3.500.
También tuvimos suerte con las nubes que dejaron al descubierto la cima el tiempo suficiente para disfrutar de la magnífica vista del volcán.

Volcán Chimborazo









Salinas de Bolívar




Balbanera. Al fondo el Chimborazo

                                 

Laguna Quilotoa







Parque Nacional del Volcán Cotopaxi















Dejamos Cuenca y la casa de Magy


Tras la parada en casa de Magy en Azogues reiniciamos nuestro periplo tomando la ruta del Oriente para, por mi parte, conocer esa zona de Ecuador que en la primera ocasión no visité.
Pasamos una primera noche en Cuenca para terminar de aprovisionarnos y partimos por un paisaje que se iba haciendo “más amazónico” a cada kilómetro que recorríamos y de esta forma llegamos a Logroño, ciudad que debido a su nombre nos producía una lógica curiosidad.
Se trata de una bonita y tranquila localidad en cuya plaza pasamos la noche. Desde allí llegamos a  Macas y Puyo en donde, al recorrer por una pista en buen estado los tres o cuatro kilómetros que había hasta el parking de una reserva en la que se protegen monos, el piso del borde del camino falló al pisarlo el camión y tuvimos que recurrir a una retroexcavadora enorme para poner de nuevo el camión sobre la vía.
Al día siguiente llegábamos a Tena para encontrarnos de nuevo con Christine y Willy con los que ya habíamos compartido casi dos meses de estupendas aventuras por Perú.
En Tena cambiamos los neumáticos del camión y partimos para pasar dos noches en un pueblo en plena selva que se llama Misahuallí y que resultó muy agradable, pues desde allí comenzamos una excursión por la selva que consistió en una caminata de unas cuatro horas para llegar a un poblado de una comunidad que habita en un precioso paraje a la orillad del río Araujano, afluente del Napo y , por lo tanto tributario del Amazonas, por el que hicimos el descenso en una precaria (e incómoda) canoa. Nos acompañó Carlos, un guía local muy simpático y servicial que incluso llevó un tentempié para almorzar.
Un gran día a pesar de que instantes después de dejar la camioneta que nos llevó al principio de la caminata, se abrieron las compuertas del cielo y estuvo cayendo agua de forma intensa hasta que llegamos al poblado. El resto del día lo hicimos bajo  el sol.

Tras despedirnos de nuestros amigos que ya emprendían el regreso a Alemania, rodamos hasta las proximidades de Baños, deteniéndonos en un pequeño pueblo que se llama Río Verde para visitar la cascada del Pailón del Diablo y desde allí a Baños en donde pasamos dos tranquilos días de visita y compras.

Alrededores de Logroño.

Un intruso en el camión



Conociendo la selva de Ecuador en Misahuallí

Sacando las hormigas con sabor a limóm






Buscadores de oro bombeando arena del fondo

Casacada del Pailón del Diablo