¡¡¡La aventura continúa!!!

Bienvenidos a nuestro blog en la segunda etapa.





Nos encantaría que fueras seguidor de nuestro blog...

Seguidores

martes, 22 de enero de 2019

Chavín y la Cordillera Blanca



El camino que habíamos elegido para ir desde Ica a Huancayo, Huánuco y Chavín no era posible para camiones debido a pasos de poca altura y otros factores que no conseguimos determinar con precisión, por lo que fue necesario pasar por Lima.
El objetivo final, la Cordillera Blanca, nos permitía visitas durante el camino como las ruinas de Kotosh y la visita del templo de Chavín, recorridos que realizamos en ambos casos.
Prácticamente todo el recorrido se hace por escenarios de gran belleza, casi siempre por encima de los 3.000 msnm y por carreteras desde malas a pésimas, en una buena parte sin asfaltar.
En Chavín vistamos el templo de la cultura Chavín, que allí lo construyó  3.200 años a.c.
 Como casi siempre por estas latitudes, todo está envuelto en el misterio y tanto las interpretaciones sobre su significado como las particularidades de las gentes que lo construyeron no pasan de meras conjeturas. Destacan allí El Lanzón, un monolito de 3 tm. que se encuentra en el interior de galerías subterráneas construidas tras su puesta en el lugar y que está bellamente labrado en su totalidad, dos estelas también con grabados y las llamadas “cabezas clavas” que son tallas de cabezas más o menos humanas al extremo de un bloque de piedra que se utilizaba para anclarlas a la pared a modo de clavo, de ahí su nombre.
Las explicaciones de todo ello son, cuando menos, pintorescas y hablan del uso de los canales que discurren bajo el templo para producir sonidos que impresionaran a los peregrinos y también de la utilización del extracto de dos cactus de la zona de efecto fuertemente psicotrópico para inducir el trance: el San Pedro y el Ayahuasca.
El mal tiempo nos hizo dudar de la conveniencia de subir hasta las lagunas de Chinancocha y Llanganuco, situadas a 3.800 msnm y a los pies del impresionante Huascarán de 6.768 msnm, una de las mayores alturas de los Andes. Nos arriesgamos a subir y el resultado fue fantástico, pues, aunque cayó algún chubasco y una noche muy fría, pudimos disfrutar de paseos por maravillosos entornos y ver, al fin, la cumbre del Nevado Huascarán bajo un magnífico sol.

Imágenes del camino:










Chavín de Huantar:

El templo objetos de la cultura Chavín:


Las "Cabezas Clavas"




   Obelisco Tello                                                     Estela Raimondi


El Lanzón


Parque Nacional Huascarán:











La cumbre del Nevado Huascarán: 6.768 m.s.n.m.
 




Ver vídeo "Huascarán"



No hay comentarios: